Cantera Urbana

Estado del Arte 3

¿Construir… o deconstruir? Esta pregunta que formulaba la obra de Matta-Clark permanece aún sin responder. El arquitecto construye; el artista destruye.” Dan Graham.

Derribar, Demoler, Destruir, Desmantelar, son términos más cotidianos de lo que se cree y refieren a asuntos similares, no iguales, de hecho ninguno de ellos suple al otro. Construcción a la inversa, por darle nombre a una categoría que incluya todos los términos, son hechos diversos realizados por la naturaleza, a través de Tsunamis, Huracanes, Terremotos, etc., y por hechos especulativos, como el mercado inmobiliario. En nuestra vida urbana los derribos, demoliciones, destrucciones, desmantelaciones o son realizados por una naturaleza cíclica o por especulaciones territoriales inmobiliarias también cíclicos. La consecuencia de estos hechos es la transformación de la ciudad y el territorio.

15 16

Imágenes del terremoto tsunami sur de chile 2010 – y del huracán Katrina el 2005

Cualquiera de estos hechos trae consigo una liberación de energía en estado de transformación de la materia. El efecto de un terremoto sobre una ciudad puede ser catastrófico. La cantidad de material desprendido de las edificaciones transforma el paisaje de la ciudad de manera radical. La contingencia del desastre no permite en muchos casos visualizar el material disponible disperso en la ciudad, como energía potencial para construir futuras obras. En el mejor de los casos se activan comercios locales de material para suministrar insumos para la reconstrucción, pero por lo general se refuerzan los mega-mercados, hoy transformados en grandes centros comerciales de la construcción. El material disperso por la ciudad producto del movimiento es transportado a vertederos no acondicionados para tal propósito, contaminando territorio natural en la mayoría de los casos.

Algo similar sucede con los hechos especulativos inmobiliarios. Estos inscritos en la demolición y destrucción de edificaciones, transforman de manera radical la morfología de la ciudad. El impacto de una demolición abarca condiciones ambientales en el sitio donde se dispone la obra como en áreas periféricas a la ciudad. La contaminación acústica, de polvo en suspensión, química ambiental sobre áreas aledañas a la obra o en vertederos dispuestos en el territorio, son hechos que deben ser manejadas con un criterio algo más sistémico que lo que hoy los municipios y gobiernos locales lo realizan.

“Por lo general, la demolición es algo de última hora, un acontecimiento de segunda importancia entre la compra del solar y la nueva construcción”. (K. Lynch, 2005, P.94)

17 18

19 20

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En este momento parece de interés observar las obras del pintor Italiano Bernardo Belloto quien retrata la demolición y construcción de la iglesia Kreuzkirche en Dresden en su obra Las Ruinas de la Antigua Kreuzkirche en Dresden de 1765. En esta expresiva pintura se retratan los actos cotidianos de las personas en la ciudad, mezclados con los procesos y materiales que van saliendo de la obra y luego entrando a ésta en un proceso artesanal de construir ciudad. Esta imagen nos permite especular con la posibilidad de visualizar una ciudad que se construye a sí misma desde su propia material.

23

21 22

 

 

 

 

 

Las Ruinas de la Antigua Kreuzkirche

Podríamos decir que el exponente más claro de una demolición constructiva es Gordon Matta-Clark. Formado como arquitecto en la escuela de Nueva York en los años 60, expuso su crítica a la arquitectura desde su inverso, la demolición y no la construcción.

24 2526 29 30 31 32

Spliting 1974

Matta-Clark y el grupo Anarquitectura plantean cuestiones históricas y filosóficas de amplio alcance sobre la naturaleza del espacio social y de la propiedad, sobre el profundo nexo entre propiedad e identidad (LEE, Pamela M, “Objetos impropios de modernidad”, En ¿Construir… o deconstrucción?, Textos sobre Gordon Matta-Clark, p. 92), así como la relación entre el concepto de propiedad y las condiciones de uso, consumo y, aún más importante, su transformación en desecho.

Con las libertades y restricción propias del arte, actuó multidisciplinariamente generando obras de discusión social sobre los arquetipos de una sociedad que ya se visualizaba en auto destrucción. Los paisajes de áreas del Bronx abandonadas, áreas centrales urbanas transformadas en bodegas, sitios a medio demoler y baldíos, eran el laboratorio de una acción de re significado por parte de Matta-Clark. Su obra inscrita en lo que llamaron anarquitectura re valoriza el abandono y la destrucción a través de incisiones controladas de des-composición que construían nuevas espacialidades y experiencias.

Aunque arquitecto de formación Matta-Clark es un artista visual por el contexto de su trabajo, por sus proyectos, por sus espectadores y mediadores, por su decisión de “ser” e ir por otro lado que el que la profesión de los arquitectos podía ofrecerle.

Es de interés para este trabajo, la obra Spliting del año 1974, realizada en la periferia de Nueva Jersey sobre un arquetipo de la vivienda suburbana norteamericana de esos entonces. Operando con incisiones controladas de sustracción y desplazamiento corta la casa por la mitad, extrae partes geometría del volumen y desestabiliza un lado de la casa al cortar sus fundaciones. Otra obra de interés es la llamada Conical Intersection desarrollada en el marco de la bienal en París del año 1975, en esta perfora de forma geométrica una esfera que cruza de lado a lado un edificio abandonado que colinda con el Pompidou. Esta obra de alto impacto simbólico y deconstructivo dirige la mirada a acciones urbanas de transformación en el tiempo sobre sus mismas bases y no a una destrucción a tabula rasa de ésta.

Desde la arquitectura, pero con fuertes inspiraciones a la obra de Matta-Clark, son los proyectos Withdrawing Room en la ciudad de San Francisco del año 1986 y Plywood House en la ciudad de New York el año 1981, realizados por la oficina asentada en New York Diller y Scofidio + Renfo. Estos describen sus investigaciones formales como “sondas”, explotaciones que realizan un corte por debajo del acabado superficial de sus objetos de estudio, de un modo muy similar a los recortes de Matta-Clark. Su temprana obra Plywood house (1979-1980. Briar cliff Manor, Nueva York), toman prestadas ideas y operaciones de la deconstrucción realizada por Matta-Clark de la obra Bingo de 1974, produciendo secciones de pared, escaleras y otros fragmentos de hábitat doméstico, que se lograban ver a través de ventanas indiscretas recortadas en la fachada en intervalos arbitrariamente regulares.

34 35

Withdrawing Room 1986

Otra obra de este mismo interés es la llamada Skoghall Konsthall desarrolla por el arquitecto y artista chileno  Alfredo Jaar. Esta obra se desarrolla en Skoghall, una pequeña comunidad sueca que ha sido fuertemente identificada como un pueblo Papelero, de hecho la mayor parte de Skoghall ha sido construida por la Industria Papelera incluyendo la iglesia y la mayoría de las viviendas.

Bajo el encargo de construir una galería de arte, Jaar propone diseñar y construir una nueva y contemporánea estructura que aloje el Skoghall Konsthall (Galería de Arte en Skoghall). Esta obra es construida completamente en material de papel producido por la Papelera, en colaboración conjunta con arquitectos y constructores locales. Exactamente 24 horas después de la inauguración, el Skoghall Konsthall desaparecio sumergido en llamas, destruyendo por completa la galería de arte. Este incendio planificado hizo desaparecer la obra y provocó que la ciudadanía pidiera la restitución de ésta, pero esta vez de forma permanente. Parece de interés este caso ya que la acción de destrucción revalorizó la obra a través de su ausencia.

36 37

Skoghall Konsthall

“Siempre he dicho que todo lo que sé de arte lo aprendí estudiando arquitectura, y la metodología que utilizo en mi práctica artística es la del arquitecto. En el fondo, siempre me pienso a mí mismo como un arquitecto haciendo arte, aunque a veces, como en Skoghall (Suecia) o en Matsudai (Japón), soy un arquitecto haciendo arquitectura como artista”. (A. Jaar. 2007. Revista 110, arte y arquitectura)

Otra acción performativa desde la arquitectura es la investigación proyectual desarrollado por el arquitecto y magister en arquitectura Jorge Christie. El proyecto es la descripción de una coreografía en el tiempo cuyo fin es articular la demolición del edificio del Congreso Nacional de chile ubicado en la ciudad de Valparaíso, y diseñar el proceso de demolición en el tiempo y su huella. El proyecto investiga la capacidad que tiene una edificación ordinaria de transformarse sucesivamente, por acción de la sustracción, en otros edificios, con otras relaciones con su contexto, otras relaciones internas y otras condiciones espaciales. (J. Christie. revista 110, abril 2005)

40

Congreso Nacional – J. Christie. – 2005

Parece relevante detenerse en algunas ideas y proyectos de la oficina Francesa Lacaton y Vassal. Anne Lacaton subraya que “antes de demoler y proyectar una reconstrucción es importante hacer un balance comparativo, mirar esas cosas, porque todo el mundo dice lo contrario, pero nadie lo ha verificado”.

El proyecto Tour Bois-Le-Prêtre (2007), edificio construido en la década de los 60, es la rehabilitación de pequeños y mal envejecidos apartamentos transformados en casi pequeñas villas ajardinadas. Ante un inmueble de este tipo, como tanto que abundan en Europa, “no se puede considerar que está mal y que hay que comenzar todo de nuevo, porque eso es un error. Se confunde la noción de estética y la noción de inteligencia”, “Hoy sabemos que la ciudad tiene que desarrollarse sobre sí misma” y que estos inmuebles, que ya no son de buena calidad y no responden al espacio a habitar deseado ni a la normativa contemporánea, “se pueden poner al día”, pues presentan una base suficiente para apoyarse en ella. Para lograr lo anterior es necesario realizar un trabajo de precisión, de exactitud, debe estar relacionado con el cliente, con el propietario, con los habitantes y que presupone “que no estamos interesados en primer lugar en la forma” por muy agradable que sea. (Lacaton y Vassal, 2009).

41

Tour Bois-Le-Prêtre 2007

Si hay que trabajar un inmueble de manera muy pesada, agujerearlo en el medio, cambiarle la forma, seguro que es muy caro y resulta más económico construir uno nuevo, pero ¿es realmente importante, necesario, o al menos interesante, intervenir de esa manera? (Lacaton y Vassal, 2009).

Por último y no por eso menos importante, es observar la obra del arquitecto Chino que recibe el premio Pritzker el año 2012 Wang Shu. El pabellón realizado para la bienal del año 2010 en Venecia fue construido en su totalidad con tejas recicladas de antiguas casas en demolición, y el museo de historia Ningbo en china construido entre los años 2003 y 2008 es también un ejemplo de como una obra puede ser concebida bajo lógicas de reciclaje de materiales de demolición.

44 45

Pabellón realizado para la bienal del año 2010 – Wang Shu

Si observamos el universos de artistas y arquitectos que se han cuestionado el tema de la energía y así de la entropía y en consecuencia han llegado al terreno de la demolición , se enfrentan por último con la materia  y su transformación; Buckminster Fuller, Kevin Lynch, Robert Smithson, Gordon Matta-Clark, Diller y Scofidio + Renfo, Alfredo Jaar, Jorge Christie, la oficina La francesa Lacaton y Vassal y el arquitecto Chino Wang Shu, se logra reconoce un recorrido investigativo proyectual entorno a la idea de Cantera Urbana que se planeta en este investigación y así sobre la demolición y su relación con la construcción, entendido como sistema, permitiendo abrir una línea investigativa propia del hacer arquitectónico,  pertinente en tiempo de crisis ecológica y económica.

En consecuencia parece pertinente hacer una revisión crítica sobre el quehacer arquitectónico en cuanto a observar todos los frame  de la película del  hacer ciudad  y no solo aquellos que tienen que ver sólo con la construcción. Poner atención a esto hace comprender que la ciudad es ya un lugar de materiales para su posterior uso y no solo una masa de materia inerte.

“En la Winchester medieval, la acumulación de escombros durante 150 años originó que el nivel de una calle se elevara 1,5 m. un ejemplo reciente es Berlín, que ha construido su famoso monte chatarra de los escombros de las ruinas de la guerra. De forma semejante, las estructuras abandonadas de apartamentos en breezy point, long island, se han convertidos en montículos mirador en el nuevo parque nacional”. (K. Lynch, 2005, p.93)

Escrito por Sebastian Contreras Rodriguez  – Arquitecto